4 Consejos para mantener una relación a prueba de babys

Cuando te  conviertes en madre, dejas a un lado el sentir propio y te dedicas por completo al cuidado de tus hijos y de la familia, se te olvida el disfrute, dedicarte tiempo de calidad y se pierde el interés sexual por la pareja, más aun cuando son padres primerizos o cuando como yo llega un bebe tras otro.

El sexo se vuelve un pendiente más de las cosas que tenemos que hacer, al punto de que no le damos prioridad y esto puede sofocar la relación de pareja, la comunicación en este punto es súper importante, debes tener claro que el sexo es una de las cosas más importantes en tu relación de pareja, es lo que te permite mantenerte unido a  ella y lo que te proporciona de cierta manera estabilidad.

Los hijos pueden cambiar drásticamente la vida sexual, pero tienes que hacer un esfuerzo por retomar la intimidad. Si deseas una familia feliz, debes resguardar la base de todo, es decir la relación de pareja, siempre solemos dar prioridad a la función de madre o padre y descuidamos la relación de pareja, siempre ten en cuenta que para poder hacer feliz a tu familia, debes empezar por hacerte feliz a ti primero.

1-     Sal, disfruta, planea citas, que esta sea tu meta, que sea casi una regla, disfrutar sin niños por lo menos 2 veces al mes, esto les hará sentir bien.

 

2-     Los niños no deben dormir en tu cuarto, tu cama es un lugar importante donde se afianza la intimidad y se da rienda suelta a los deseos, no permitas que tus hijos invadan este espacio, que es logísticamente imposible disfrutar un buen sexo cuando ellos duermen contigo.

 

3-     Autoestima sexual, sobre todo siendo mujer, es importante que te sientas sexy, provocativa, atractiva, es una tarea difícil recuperar la autoestima luego de tener hijos, pero hazle saber a tu pareja lo que te hace sentir así y lo que te gusta a la hora del sexo.

 

4-     Simplemente ten SEXO, el sexo es espontaneo hazlo cada vez que puedas y que quieras, el sexo genera sexo úsalo o lo perderás, libera tu mente y tu cuerpo.

 

El deseo de todo padre es tener niños felices,  parte de una familia feliz y esa familia feliz está representada por padres  que están conectados íntimamente, que se aman y que le dan importancia a su vida sexual.